Formas de realizar PROYECTOS de APRENDIZAJE en el nivel INICIAL

¿Todos los proyectos involucran un producto concreto?

No existe una sola forma de realizar proyectos de aprendizaje, estos pueden llevarse a la práctica de maneras distintas. En algunos casos, el énfasis está puesto en un producto concreto que se va a elaborar hacia el final del proceso; en otros, se enfatiza el proceso de investigación alrededor de un conjunto de preguntas de interés de los niños, y otros proyectos se enfocan en los procesos de resolución de problemas que afectan la vida cotidiana de los niños. Consideramos útil caracterizar estos tipos de proyectos.

a) Proyectos que involucran un producto concreto

Son aquellos proyectos cuyas actividades se enfocan y organizan en función al diseño y elaboración de un producto concreto. Por ejemplo, elaborar un cuento ilustrado, organizar un sector de juego o una fiesta, construir un instrumento musical, hacer una casita para la mascota de la escuela, diseñar un huerto, dramatizar un cuento, etc. A través de estos proyectos los niños desarrollarán diversas competencias previstas en el Currículo Nacional.

Un grupo de niños plantea construir un “robot” y comparten sus ideas acerca de cómo podría ser y “funcionar“. Con ayuda de la docente, los niños explican sus ideas y se ponen de acuerdo en cómo será el robot, exploran las características de diversos materiales y hacen una lista de los que podrían utilizar para construirlo. Además, proponen recolectar materiales reciclados visitando otras aulas de su institución educativa. Al tener todo recaudado comienzan a diseñar el robot según los materiales que han recolectado; algunos plasman sus ideas en dibujos y otros con plastilina. Uno de los niños dice: “El robot va a tener tres ojos para que vigile que nadie bote basura al suelo”. Luego, se organizan con la docente para construirlo de acuerdo a su diseño. Al terminarlo, invitan a los demás niños del jardín para contarles acerca del robot, sobre cómo lo hicieron y la función que cumplirá como “vigilante” para que nadie bote basura al suelo.

b) Proyectos con énfasis en el proceso de indagación/investigación

Los proyectos de indagación/investigación parten del asombro, de la curiosidad espontánea de los niños o provocada por el docente. Nacen de las dudas, inquietudes y preguntas sobre un objeto o hecho en particular que genera interés, y se vale de la exploración y observación como medios para recoger información y construir nuevos conocimientos. En este tipo de proyectos, los docentes y los niños tienen como objetivo profundizar sobre una situación o tema de interés para encontrar respuestas a las interrogantes que han sido planteadas de manera intencional, movilizando ideas y teorías que se van construyendo y reformulando en base a la información que encuentran desde las experiencias que viven.

La docente, habiendo evaluado que los niños necesitaban desarrollar sus habilidades investigativas y tomando en cuenta el interés y curiosidad que tenían por lo nuevo y desconocido, llevó al aula una calabaza (como elemento provocador), dejándola en una bandeja para ver qué impresiones se producía en ellos. Los niños al verla se interesaron y se preguntaban: “¿Qué es?”, creciendo su interés por saber más sobre ella. La docente, al ver que los niños se hacían varias preguntas, les propuso realizar un proyecto para continuar observando y averiguando más sobre este fruto y, ante su entusiasmo, inició la planificación conjunta.

c) Proyectos enfocados en la resolución de problemas

Son aquellos proyectos en los que se propone solucionar un problema de la vida cotidiana que afecta a los niños y que se vincula a sus necesidades de aprendizaje. Por ejemplo: la detección de una fuente de contaminación alrededor de la institución educativa, el descuido del jardín de la escuela, la cantidad de basura que se genera en el aula, etc. En este tipo de proyectos, los niños proponen alternativas de solución a las problemáticas que encuentran (acorde a su nivel), las ponen en práctica y las difunden a fin de mejorar, dentro de sus posibilidades, la calidad de vida en su comunidad más cercana (aula, institución educativa, vecindario), promoviendo una cultura participativa, solidaria y de compromiso ciudadano.

En la provincia de Tambopata, una docente y su grupo de niños visitan una reserva natural con playas artificiales que protegen los huevos de las tortugas Taricayas, por ser una especie en peligro de extinción. Tras la visita, los niños mostraron interés por el tema y se preguntaron cómo podrían ayudar a las Taricayas, surgiendo la idea de hacer un proyecto para tener una playa artificial en su institución educativa. Con la guía de la docente, buscaron algunos aliados quienes asesoraron y ayudaron a los niños a construir una playa artificial. La docente y los niños viajaron a una comunidad cercana para conocer el hábitat natural de las tortugas, recoger los huevos y llevarlos a su playa artificial. En esta experiencia, los niños aprendieron a cuidar los huevos y, al nacer las tortugas, descubrieron cómo crecen, qué comen y lo más importante, aprendieron a cuidar la naturaleza y desarrollar sensibilidad hacia ella.

IMPORTANTE

La clasificación presentada es referencial, recordemos que el trabajo con proyectos demanda una actitud abierta y flexible, pues no hay una única forma de llevarlos a cabo.

Por ejemplo: es posible que en un proyecto con énfasis en la indagación o en la resolución de un problema, según el tema, las circunstancias y los intereses de los niños, pueda involucrar, o no, dentro de sus actividades un producto concreto; o que en un proyecto como: construir un robot para que vigile que nadie bote basura al suelo, involucre actividades de indagación para averiguar qué o cómo es un robot, antes de construirlo.

Fuente: Guía de orientación para desarrollar proyectos de aprendizaje en Educación Inicial – DEI 

VOLVER AL ÍNDICE

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL