Conoce la etapa del niño tiralotodo

Si te desespera ver como tu hijo tira los juguetes al suelo, si te frustra cuando coge todo lo que tiene a su alrededor, o si no sabes por qué se apega tanto a su juguete favorito…en este artículo encontrarás las respuestas a dichas etapas comunes en niños.

¿A qué responde la tendencia de los peques a tirarlo todo?

A partir de los 9 meses aproximadamente los niños dominan perfectamente la posición de permanecer sentados, sin embargo, el principal cambio que se produce a esta edad es la destreza para coger las cosas haciendo una pinza con el dedo índice y el pulgar. De esta forma los niños disponen de una mayor habilidad para coger, hurgar, pellizcar, revolver…etc. y necesitan poner dicha habilidad conseguida a prueba.

 

etapa tiralotodo

Por eso, poco tiempo después empezarán también a entrenarse en el dominio de la habilidad contraria, es decir, la de soltar los objetos. Esto en realidad se trata de un juego tan singular como universal que seguro que todos los padres han tenido la ocasión de observar: el niño coge un juguete y lo deja caer, y así una y otra y otra más. Esto significa que el juego de tirar las cosas, aunque a veces pueda resultar muy frustrante y desconcertante para los mayores, es común a prácticamente todos los niños.

La curiosidad y el ansia de tocarlo todo

El niño siente una gran curiosidad por todo lo que le rodea, pero todavía no conoce las palabras que le permitirán nombrar aquellas cosas que ve. Aún le queda por recorrer un largo camino a través del lenguaje y las cosas, en el que nunca estará de más que los padres acompañen nombrando aquellos objetos que los peques señalen y por los cuales se vean más interesados.

El niño debe tener libertad para tocar todo lo que esté a su alcance, siempre que no entrañe ningún tipo de peligro. Cuando sea necesario prohibir a un niño/a que toque un objeto determinado, se hará suavemente y ofreciéndole otro en su lugar que carezca de peligro y que esté más acorde a su franja de edad. Recordemos que no hay que dejar al alcance de los niños ningún objeto con el que puedan lastimarse o ponerse en peligro.

Niños que se aferran a juguetes y objetos

Algunos niños sienten una especial predilección por un juguete o un objeto determinado (una almohada pequeña, un trozo de tela…) y lo llevan consigo a todas partes, y al igual que tirar las cosas, forma parte de su proceso de desarrollo emocional, psíquico y físico. Dicho objeto en cuestión suele cobrar especial importancia para muchos pequeños, por lo que necesitan aferrarse a él y darse el placer de acariciarlo, chupetearlo…etc. Cuando un niño necesita aferrarse así a algo, ese algo termina estando presente en todas sus actividades y juegos o hasta en la hora de dormir.

A veces también nos encontramos ante objetos transicionales que realizan una función de intermediarios entre el cuerpo de la madre y del niño, y que permite a los peques adquirir una cierta independencia respecto a la figura materna, especialmente en casos en que se haya dado lactancia materna.

Los juguetes de un niño están cargados de afectividad, por eso debe ser él mismo quien decida cuáles prefiere conservar. Es frecuente que un niño pequeño rompa algún juguete en un momento de enfado y los padres deben frenar esa actitud procurando tranquilizarle, además de preguntarle las razones de su enfado y ver cómo se podría solucionar. También conviene que si dicho juguete u objeto “especial” se rompe, los padres ayuden a repararlo, porque más adelante es muy probable que el niño/a se sienta mal por haberlo roto. Si un peque desea conservar un juguete aunque esté prácticamente destrozado, no debemos tirarlo, pues no sabemos hasta qué punto podría ser profunda la unión que sienta hacia él.

Los niños tienen que realizar todo un proceso biológico y psicológico para alcanzar su propia autonomía y en ese viaje puede ser necesario el jugar, tirar, romper, aferrarse a algo…por lo que es importante tener en cuenta que, mientras hacerlo no suponga situaciones peligrosas ni hacia el propio niño ni hacia otras personas, debemos comprender y apoyar antes de juzgar.

¡Los peques también tienen su propio mundo interior y sus propios pensamientos!

Publicado por en blog.bosquedefantasias.com

Si te gustó esta publicación ayúdanos a crecer compartiendo en tus redes sociales. Asimismo, déjanos un like en nuestro fanspage:
https://web.facebook.com/MundoInicial/